Está usted en la página www.besnard-javaudin.net > DEscubrir > comprender >Memoria Histórica de Eugenio Besnard-Javaudin, profesor de español, CPGE, Rennes, lycée Chateaubriand
Inicio Estudiar Hablar Descubrir Visitar Informar Comer Enseñar

 

Memoria histórica española drapEspAnime.gif (45152 octets)
las deudas de la República, del franquismo y de la Transición española
actualizado el 08.03.2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 20 N 2010 (20 de noviembre de 2010)

 

vídeo publicado por El País el 21.11.2010 : manifestación del Foro por la Memoria y contra manifestación de neo fascistas, ante el Valle de los Caídos :

 

 

 

 

 

 

 

10 años removiendo cunetas y fosas

Más de 5.200 desaparecidos de la Guerra Civil han sido exhumados de 231 fosas en una década.

La apertura de la primera fosa de la Guerra Civil con métodos científicos Al abrir una fosa no se desentierra a los muertos, sino la historia robada a muchos vivos. Allí dentro hay huesos de seres queridos, las balas que los mataron, la evidencia de lo sucedido. Emilio Silva llevaba años intentado recomponer la historia de su abuelo, Emilio Silva Faba, asesinado en octubre de 1936, en Priaranza (León). Todo el mundo en el pueblo sabía donde se encontraba la fosa, en la que habían sido enterradas 13 personas. En el año 2000, un equipo de arqueólogos, forenses, antropólogos, familiares y voluntarios se unieron para abrir la fosa en la cuneta de la carretera y Emilio Silva Faba se convirtió en la primera víctima de la guerra civil identificada genéticamente. En esta década, un total de 5.277 de los más de 100.000 desaparecidos de la contienda fraticida han sido exhumados en 231 fosas. Vea un vídeo, avance del reportaje 'La memoria de la tierra', que mañana publica EL PAÍS SEMANAL con motivo de los 10 años de la apertura de la primera fosa.

 

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juez Garzón procesado pero finalmente absuelto por sus investigaciones sobre los crímenes del franquismo
(actualizado el 08.03.2012)

 

RTVE del 27.02.2012 :

Imputado en tres juicios, el juez Garzón salió absuelto pero condenado tras dos años de proceso:


Hoy es asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya

resumen de la "ofensiva anti-Garzón"

El año 2010 vio una serie de querellas contra el juez Baltasar Garzón, el “super magistrado” de la Audiencia Nacional, encargado de los caso más relevantes de terrorismo o de violaciones de los derechos humanos ( ETA, atentados del 11M, Pinochet, crímenes del franquismo.) Muchos hablan de un “ofensiva anti Garzón”, un juez que molesta a muchas personas en España. El caso es que tuvo que dejar de ejercer ya que lo suspendieron sus autoridades. Actualmente trabaja en La Haya, en el Tribunal Penal Internacional. Las tres querellas son :

Aquí pongo dos reacciones, la de un escritor (Juan José Millás) y de un ex preso de Franco, Marcos Ana.

La defenestración de Garzón
Una inconcebible injusticia


El juez Luciano Varela acaba de hacer un flaco servicio a la democracia de nuestro país. En el mundo, eminentes juristas, escritores de renombre, las personalidades más diversas, se frotan los ojos sin saber lo que ocurre en España.
El proceso contra el juez Baltasar Garzón, por tratar de investigar los crímenes del franquismo, pone al descubierto la inmadurez de nuestra democracia y nos quita credibilidad. Es como si todavía, a más de treinta años de la Transición, no estuvieran claros y asentados los valores de nuestra democracia y nuestra memoria histórica. Investigar los crímenes de una dictadura, tan atroz como la que sufrimos los españoles, no puede ser un delito, no lo ha sido en ninguna parte y España lamentablemente es una vergonzosa excepción.
Como víctima de la dictadura me siento directamente encausado junto a Baltasar Garzón. Como se sienten o se sentirían los miles y miles de hombres y mujeres que perdieron su libertad o su vida en los años de la dictadura para que España fuera un país libre y democrático. En mis años de condenado a muerte di el último abrazo a centenares de compañeros cuando iban a vivir la última madrugada de su vida. Se enfrentaban orgullosos a la muerte convencidos de que se acercaba un amanecer libre y democrático para España. Es difícil no recordarles e imaginar lo que pensarían si supieran que un juez democrático ha sido encausado por tratar de investigar a sus asesinos. El otro día, ante las víctimas de Mauthausen, la vicepresidenta del Gobierno dijo, con estas o parecidas palabras: No aceptamos el silencio, porque el silencio conduce al olvido y no podemos ni debemos olvidar. El proceso contra Garzón es un borrón de vergüenza en nuestra reciente historia democrática y las víctimas y la sociedad civil seguiremos movilizándonos para reparar tan inconcebible injusticia.

MARCOS ANA EL PAÍS - España - 15-05-2010
(fue antifranquista y estuvo 23 años en las cárceles de la dictadura. Hoy tiene 90 años.)

 

 

El Guernica entró en España poco a poco, y de manera clandestina, escondido en el fondo de las maleras, camuflado entre las páginas de los periódicos, oculto entre láminas de la Virgen o reproducciones de cuadros religiosos. El Guernica estaba prohibidísimo, como la heroína, el opio o la coca. Si te pillaba pasándolo, te ponían a la sombra. Hubo durante aquellos años una marea subterránea de guernicas. Imposible saber si habían venido en barco o avión, en tren o automóvil, pero los gernicas fluían a millares por debajo de la realidad, como las aguas subterráneas. España entera estaba edificada sobre un río oculto de guernicas que flotaron de súbito a la superficia al modo en que aparece la humedad cuando el tabique se satura. Entrabas en casa de un vecino a por un puñado de sal, y lo descubrías en la pared del salón en la que en otros tiempos era obligatorio en cuadro de La Última Cena. En Guernica hizo las veces de contraseña cómplice que en los tiempos de los primeros cristianos se encomendó a la figura del pez. Donde veías el cuadro de Picasso, respirabas con alivio antifranquista: te encontrabas en territorio amigo. Un símbolo. Cuando llegó a España el original, fue recibido como si con él entrara algo más que una obra de arte. Y es que habíamos dejado, al fin de ser diferentes. Verlo salir del despacho de Garzón le ponía a uno los pelos de punta. Y es que no él, ¡qué vergüenza!, era desalojada la democracia de nuestro sistema judicial. En el caso de que hubiera estado dentro alguna vez, claro.

Juan José Millás, El País semanal, 6 de junio de 2010

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

octubre / noviembre de 2008 : el Juez Baltazar Garzón fracasa en su tentativa de abrir las fosas

(Conocer al Juez Baltazar Garzón gracias a un artículo de Wikipedia. )

Desde septiembre de 2008 Baltazar Garzón (Foto El País) estuvo recabando información del Gobierno, la Conferencia Episcopal y varios ayuntamientos con el fin de elaborar un censo de fusilados, desaparecidos y enterrados en fosas comunes a partir del golpe de estado del 18 de julio de 1936.

El 16 de octubre del 2008, Garzón se declaró competente para investigar las desapariciones registradas durante la Guerra Civil española y los primeros años de la dictadura militar de Francisco Franco. Con esta decisión, el magistrado acepta que se cataloguen como delitos contra la humanidad (y por tanto que no prescriben) las miles de desapariciones, detenciones y ejecuciones de esos periodos, y por ello se precisa la investigación de esos hechos. En su auto judicial, de 68 páginas, aclara que se extingue la responsabilidad para los principales generales del bando nacional ganador de la Guerra Civil y responsables de la dictadura, como el propio Francisco Franco, debido a que han fallecido.

Instruyó la apertura de 19 fosas comunes diseminadas en todo el país, entre ellas en la que se supone se encuentra enterrado el poeta Federico García Lorca. El magistrado ha accedido a la demanda de los familiares del banderillero Francisco Galadí Melgar y del maestro republicano Dióscoro Galindo, cuyos cuerpos fueron supuestamente enterrados junto al del poeta tras ser fusilados por militares sublevados. El 6 de noviembre de 2008, el magistrado ordenó exhumar del Valle de los Caídos a ocho fusilados, enterrados en el mausoleo sin consentimiento de sus familiares.

Sin embargo el 16 de noviembre de 2008, Garzón decidió inhibirse (deshacerse, renunciar) del caso. El juez explicó que dejó de instruir la causa porque ya no hay responsables vivos contra los que dirigir la acción penal, aunque considera que los delitos "permanecen" y no prescribieron. Garzón dijo que ahora corresponde a los juzgados provinciales en los que se encuentren las fosas investigar las miles de personas desaparecidas durante ese periodo. Ver un reportaje de TVE que anuncia y explica la noticia (18.11.08) - Cabe precisar que la Fiscalía (representante judicial del Estado español) había cuestionado la competencia del juez Garzón para investigar estos casos y había paralizado las órdenes de exhumación. Es como si el juez se hubiera adelantado a la probable decición final de declararle incompetente en el caso, para evitar que se cerrara el caso definitivamente.

En el mismo auto del 16.11.08, el juez Baltazar Garzón habla de los niños "robados" : a los niños de madres republicanas robados se les cambiaba de apellido para entregarlos en adopción a familias adictas al regimen.

Escuchar un programa de Radio 5 (del 19.11.08) que habla de estos niños robados.

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

un vídeo muy emocionante, de 1979, rodado en Rioja : muchas personas testimonian sobre lo que pasó en 1936-1939

Vídeo histórico sobre el desenterramiento de fosas comunes de la Guerra Civil española ya en la transición (1979) publicado en YouTube

 

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La memoria histórica y la Iglesia católica española. : ¿víctima o verdugo?

opinión de la jerarquía católica
(inspirado de un artículo de José M. Clar Fernández/El Dia/Criterios/8 de noviembre de 2007 (es comandante de Infantería y colaborador del diario El Día)

opinión de los militantes de diversos foros por la Recuperación de la Memoria Histórica

(páginas consultadas)

28 de octubre de 2007 en Roma : acto de beatificación de 498 mártires españoles : sacerdotes, religiosos, obispos, monjas, etc ..., ejecutados por los republicanos durante la República y la guerra civil española. Este acto fue presenciado por varios miembros del gobierno socialista de Zapatero .

Podemos hablar de una verdadera persecución religiosa en España de 1931 a 1939, con miles de víctimas. La página persecución religiosa en España muestra une serie de terribles fotos de cadáveres de religiosos y religiosas, fusilados, y de iglesias y conventos profanados.

cadáver de un sacerdote fusilado - foto sacada de la página persecución religiosa en España

Según José M. Clar Fernández, en el artículo citado al principio, la Iglesia Católica Española (ICE) fue esencialmente una víctima de la persecución por los extremistas republicanos :

Proclamada la II República [en 1931] , la ICE, en voz del cardenal Segura, primado de Toledo, siguiendo instrucciones de Roma pidió expresamente a los católicos españoles el acatamiento al nuevo régimen político.
(...) Sin embargo, pese a esta postura conciliadora, las agresiones institucionales republicanas se produjeron casi de inmediato por parte de los extremistas de izquierdas, que extendieron su odio ácrata contra la sagrada institución, primero con la quema de conventos e iglesias de Madrid y de otros puntos de España y, posteriormente, con una implacable persecución, sin que el Gobierno tomara medidas para reprimir estos desmanes. Pero aún hay más. Por un decreto del Ministerio de Justicia, de 11 de agosto de 1936, firmado por el presidente de la República, Manuel Azaña, se disponen medidas contra la ICE. Se cerraron todas las iglesias y todas las casas religiosas y se interrumpió el culto. Los sacerdotes, religiosos/as, seminaristas y seglares católicos fueron buscados y perseguidos como alimañas, y en muchos casos vejados, martirizados y ejecutados sin piedad. (...) A partir del 18 de julio de 1936, (...) se desencadenó una persecución religiosa sin precedentes, ya que en ningún país se ha asesinado a 13 obispos y a 6.835 sacerdotes y religiosos/as.
(...) Pues bien, con todos estos antecedentes, ¿cuesta mucho entender que la ICE, tras el alzamiento de Franco, le prestara su solidaridad como garante del derecho a la libertad religiosa y de culto? ¿En qué cabeza cabe que la ICE apoyara a un régimen laico y anticlerical como el republicano? ¿Adónde se iba a acercar la Iglesia, si la República la perseguía y mataba a sus seguidores? Es decir, la simpatía de la jerarquía eclesiástica por Franco fue por una necesidad de protección contra la República, que masacraba a sus miembros. Esta postura fue comprendida y respaldada por el Papa Pío XI. (...) Culminada la Guerra Civil, la ICE, con la ayuda del nuevo Gobierno de Franco, resurgió del ostracismo a que había sido sometida durante ocho años (1931-1939) por el Gobierno de la II República, porque el pueblo español, por encima de cualquier ideología u opción política, era y continúa siendo todavía católico, produciéndose una simbiosis claramente comprensible porque la Iglesia española necesitaba del apoyo del nuevo régimen y, a su vez, el régimen de Franco precisaba del respaldo que le ofrecía la Iglesia, (...)

Aunque en mucho menor medida, también el bando nacionalista fusiló a párracos y sacerdotes, cuando éstos eran vascos, por ejemplo : el embajador de los EEUU de la época, Claude Bowers, relata en su libro "Misión en España, 1933-1939”, la muerte de religiosos en el bombardeo de Gernika y, a continuación, recuerda la masacre de Santoña, a mano de los fascistas italianos. Fue en esta localidad donde se produjo uno de los mayores asesinatos de religiosos: “Habían sido ejecutados incontables prisioneros, incluidos 15 sacerdotes vascos”.

Asombra el que el portavoz episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, dice hoy (en 2007) desconocer si estos hechos sucedieron. Este comportamiento de la jerarquía católica sirve a los militantes de la Recuperación de la Memoria Histórica para afirmar que la Iglesia Española tiene una "doble vara de medir". (leer)

La "Carta colectiva de los obispos españoles a los de todo el mundo con motivo de la Guerra de España", publicada el día 1 de julio de 1937, que no fue firmada por dos cardenales y un obispo, resume la ideología de la mayor parte de la jerarquía eclesiástica española en los trágicos momentos del inicio de la Guerra Civil. La Carta fue escrita por el Cardenal Gomá a instancia de Franco, que necesitaba un pronunciamiento de ese tipo como propaganda de guerra ante la comunidad de naciones, para justificar su insurrección contra el Estado republicano. [Dicha Carta] (...) presentaba la insurrección y la Guerra como el enfrentamiento de los "dios" contra los "sin dios", de españoles frente a extranjeros, y único remedio para conseguir la justicia y la paz, títulos que daba al nuevo orden, el cual devolvería el espíritu nacional religioso. Anteriormente, la Pastoral del Obispo de Salamanca, de finales de septiembre de 1936, "Las dos ciudades", calificaba a la insurrección, por primera vez, de "Cruzada", término que en España fue oficialmente adoptado, pero que nunca fue aceptado por el Vaticano. (leer)


famosa foto de obispos españoles haciendo el saludo fascista, encontrada aquí

Según Emilio Silva, uno de los iniciadores de la aceleración de la Recuperación de la Memoria Histórica (leer el texto citado en esta web), "La jerarquía de la iglesia católica apoyó a Franco de forma casi incondicional, traicionando algunos principios básicos del cristianismo como el del amor al prójimo e incluso colaborando en la represión de numerosos religiosos que fueron detenidos por sus ideas nacionalistas o por su labor en los barrios obreros a los que Franco dedicó un módulo específico para religiosos en la cárcel de Zamora. [La Iglesia] lleva muchos años seleccionando a los religiosos mártires para subirlos a los altares y a otros que por no haber muerto compartiendo los principios del régimen franquista no parecen merecer su reconocimiento. (...)

Lo que debería hacer la jerarquía de la Iglesia es respetar a todas las víctimas y no pensar que unos se merecen subir a los altares y otros permanecer en fosas comunes en cunetas. Debería disculparse ante las miles de familias a las que ayudó a reprimir, los españoles a los que maleducó en la culpabilidad y el miedo y reencontrarse con algo tan evidente desde su criterio religioso como que todos los muertos de la guerra eran hijos de Dios y no tratar a los republicanos como hijos del diablo. (Leer texto completo)

Encuanto a la beatificación masiva del 28 de octubre de 2007 en Roma, dio lugar a una fuerte crítica de la Jerarquía Católica Española en la prensa internacional que recordó su pasado claramente franquista. (Leer)

El 18 de noviembre de 2007, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y prelado de Bilbao, Ricardo Blázquez, declaró : “Deseamos pedir el perdón de Dios para todos los que se vieron implicados en acciones que el Evangelio reprueba, estuvieran en un lado u otro lado de los frentes trazados por la guerra”. El líder episcopal ha pedido perdón para la Iglesia católica por “actuaciones concretas” de sus miembros durante la II República y la guerra civil.

Esta declaración (muy prudente) fue considerada muy insuficiente por los militantes de la RMH (que dicen que la Iglesia debería pedir perdón a las víctimas y no a Dios) , y rápidamente relativizada por otros obispos y líderes de la Iglesia Católica española. ("no refleja la opinión de toda la Iglesia" - "sus palabras fueron descontextualizadas")

El 11 de julio de 2009, obispos vascos rehabilitaron la memoria de curas asesinados por el franquismo. "También son mártires los curas rojos vascos, asesinados por las tropas de Franco. Lo dicen los obispos vascos en un documento inédito, en el que proponen la rehabilitación pública y solemne de los "catorce sacerdotes que fueron ejecutados en los años 1936 y 1937 por quienes vencieron en aquella contienda"."(Leer el resto del artículo de El Mundo) - "La beatificación en 2007 de los mártires católicos de la Guerra Civil española no tuvo en cuenta a 14 curas vascos que también fueron ejecutados, pero por el bando franquista. Los obispos del País Vasco han decidido reparar tal "olvido" y en su recuerdo oficiarán un funeral conjunto el próximo 11 de julio en la catedral Nueva de Vitoria, mientras los datos de la vida y muerte de los sacerdotes "ignorados", como señala la nota oficial de los prelados, figurarán en los registros y libros parroquiales." (Leer el resto del artículo de El País)


remonter.gif (496 octets)volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

los 10 principios clave de la Ley de Memoria

APROBADA POR LA PONENCIA EN EL CONGRESO
Diez puntos clave de la Ley de Memoria Histórica
La norma condena por primera vez el franquismo de forma expresa
El Mundo miércoles 10/10/2007 20:40 (CET)

 

remonter.gif (496 octets)volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos libros imprescindibles (en francés o en español)

La mémoire retrouvée des Républicains espagnols . Paroles d’exilés en Ille-et-Vilaine. De Gabrielle GARCIA et Isabelle MATAS Illustré par Marianne OTERO Aux Éditions Edilarge ( Ouest-France) 2005 :

Vous trouverez au CDI le livre « La mémoire retrouvée des républicains espagnols ». Publié aux éditions Edilarge (Ouest-France), il est de Isabelle Matas et Gabrielle García, toutes deux filles de républicains espagnols.

Vous découvrirez grâce à cet ouvrage que j'ai trouvé bouleversant le destin méconnu des espagnols qui, ayant fui la dictature de Franco en 1939, se sont retrouvés parqués comme des bêtes par le gouvernement français sur les plages d'Argelès su Mer, pendant des mois, à même le sable, mourant de faim et de froid.

Puis vous les retrouverez, soit renvoyés à Franco par le gouvernement Pétain de Vichy, soit exploités sur les chantiers de France qui manquaient cruellement de main d'oeuvre en ces temps d'occupation (nombreux étaient les hommes prisonniers en Allemagne).

Vous lirez des pages terribles sur les camps de concentration situés sur les îles anglo- normandes où les nazis faisaient construire des fortifications à ces républicains espagnols et à d'autres (russes, français, etc. )

Vous apprendrez alors le rôle joué par ces hommes et ces femmes dans la résistance française en générale et bretonne en particulier, vous entendrez parler des victimes espagnoles des camps de Mathausen et Buchenwald. Vous comprendrez pourquoi il y a un square "Pedro Flores" à Rennes, et pourquoi le monument aux fusillés situé au Colombier de Rennes comporte 9 noms espagnols.

Enfin, vous lirez la terrible déception de ces expatriés lorsqu'ils ont compris que les alliés n'iraient pas à Madrid pour combattre et faire tomber l'ancien allié de Hitler et Mussolini.

Merci de lire ce livre, voire de vous l'acheter, et surtout d'en parler autour de vous.

Eugenio Besnard-Javaudin

remonter.gif (496 octets)volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿en qué consiste el debate sobre la "memoria histórica en España"?

fragmentos de un excelente texto : Las tareas pendientes

Emilio Silva, El País, 15 de noviembre de 2002 [ Emilio Silva es presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ] ......

El proceso de recuperación de la memoria y del conocimiento de la dura realidad de la guerra civil y del franquismo evidencia la necesidad que tiene la sociedad española de conocer su historia reciente. El impacto causado por la exposición sobre el exilio, realizada recientemente en Madrid, la apertura de las fosas comunes o el documental sobre los niños secuestrados a las presas republicanas, es un reflejo del desconocimiento generalizado de esa parte de la historia. Amplios sectores sociales se encuentran sorprendidos por lo que están conociendo, y los que ya lo conocían y lo padecieron están necesitados de reconocimiento, de ver ese reflejo de sus vidas en espacios públicos. Si no seguimos el proceso de países como Alemania o Francia en la revisión del pasado relacionado con el fascismo, y no se habla y se cambia el significado de ese pasado y de nuestra relación con él, seguirán en nuestra identidad y habitando en nuestro inconsciente colectivo efectos que causó directamente la dictadura.
(...). Se hace evidente que es primordial el compromiso de diferentes sectores sociales, desde el gobierno hasta los medios de comunicación, para que se facilite ese debate, para que se escuchen las voces de las víctimas sin miedo a levantar la venda y ver lo que la herida esconde. Cuando comenzaron en El Bierzo las primeras exhumaciones de fosas comunes, algunos columnistas conservadores anunciaron la llegada de la revancha. Existe un miedo en España a que este proceso vaya acompañado por nombres de los responsables de las violaciones masivas de derechos humanos que tuvieron lugar tras la guerra civil. Miles de españoles participaron en ellas, las apoyaron y las aplaudieron y con la llegada de la democracia la ley de amnistía permitió que no tuvieran por ello ninguna responsabilidad. El derecho a conocer todos los rincones de esta que es nuestra historia no prescribió con aquella decisión política. Si eso no fuera posible, habría que plantearse qué democracia hemos construido que no soporta revisar las consecuencias del franquismo.
Pero ese conocimiento está sembrado de obstáculos. Existen todavía en España miles de documentos, en gran parte bajo jurisdicción militar, que no pueden ser investigados. Decenas de miles de jóvenes españoles no han estudiado en sus centros de enseñanza ni la Segunda República, ni la guerra civil, ni la dictadura franquista. Es posible que la causa sea lo extenso de los programas académicos pero, ¿qué jóvenes está educando nuestra sociedad para los que esa parte de la historia no es su historia? ¿Qué identidad están tejiendo ajenos a esos acontecimientos? La recuperación de la memoria debe servir para poner las cosas en su sitio, para acercarnos a la realidad, sin temer que nadie vaya a cortar lo que está brotando. (...)
Habrá que ver si el Valle de los Caídos se queda como está o si en su nave central se instala una gran exposición permanente que explique cómo se hizo, quiénes lo hicieron y por qué fueron obligados a construirlo. Habrá que ver si los cuatro presidentes que han gobernado el país desde las elecciones de 1977 realizan un acto simbólico de agradecimiento a estas familias o es suficiente con lo aprobado el pasado 20-N en la Comisión Constitucional. Habrá que ver si es necesaria la construcción de museos que recuerden aquellos acontecimientos o es suficiente con que formen parte de los libros. Habrá que ver si las empresas privadas que se enriquecieron con la mano de obra de los presos políticos tienen hoy alguna responsabilidad, ¿o ha pasado demasiado tiempo?
Se trata de llevar a cabo un debate que tras la muerte de Franco no se pudo hacer. Se trata de que la transición se convierta en lo que realmente se debió llamar y no se pudo pronunciar: una recuperación de la democracia que ya había llegado a España en noviembre de 1933, cuando votaron por primera vez las mujeres y los hombres con sufragio universal. También habrá que ver si ésa es una fecha que hay que celebrar, como lo hace cualquier democracia consolidada, o es mejor que siga habitando en la desmemoria colectiva. Con la restauración de la democracia tras la muerte de Franco, miles de familias españolas renunciaron a sus derechos para permitir que el proceso político fuera estable. Esos hombres y mujeres, sus hijos y sus nietos viven todavía las terribles repercusiones emocionales de la dictadura. Ya es hora de que se les reconozca y se les agradezca todo lo que han sufrido por defender , la democracia. Y que por fin, lo que desde ellos está brotando, nadie lo corte.

(leer el texto completo)

remonter.gif (496 octets)volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas páginas relacionadas con el tema

remonter.gif (496 octets)volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos ejemplos concretos.

1 - También queremos justicia


Fui detenido por la policía franquista en 1972. Acusado de asociación ilícita y propaganda ilegal, pasé tres años y tres meses en la cárcel. Estaba casado, con una hija de dos años y una mujer embarazada de otra niña a la que no pude conocer hasta que tenía casi tres años. Soy uno más de los miles de víctimas del franquismo. Durante la transición democrática acepté el silencio. Antepu­se, voluntariamente, mi interés en que la democracia se desarrolla­se en España a mi derecho a la verdad, la justicia y la reparación, como víctima del franquismo. Ni tan siquiera acepté —pues no es eso lo que buscaba— las compensaciones administrativas que se me ofrecieron. Había colaborado a la llegada de la democracia con mi lucha y mi sacrificio y estuve dispuesto a colaborar una vez más con mi silencio para que se consolidase.
Pero ya está bien. El artículo de Carlos Castresana del pasado día 16 —con el que me siento completamente identificado— me ha impulsado a gritar ¡Basta ya! Las víctimas del franquismo también somos víctimas —no creo que ni más ni menos que otras— y merecemos también verdad, justicia y reparación. Treinta años de silencio son muchos, máxime si tenemos que estar callados mientras oímos las barbaridades que cada día lanzan dirigentes del Partido Popular.
Está muy bien colaborar en castigar los crímenes de las dictaduras chilena o argentina, o a los culpables del genocidio en los Balcanes... pero, ¡podríamos también barrer un poco nuestra propia casa!— Emilio García Prieto. Madrid.


Cartas al director, El País, 26.07.07

 

2 - Ver un reportaje de la 2 de TVE, septiembre de 2008 : Una búsqueda, dos fosas, 20 historias

 

remonter.gif (496 octets) volver al principio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

los republicanos exiliados en Francia : resistentes o soldados contra el fascismo

Al principio de 1939, cientos de miles de republicanos españoles huyen a Francia ante la progresión de los ejércitos nacionalistas. El éxodo que también incluye a miles de no-combatientes (mujeres, niños, ancianos, enfermos, heridos, etc.) se convierte en una retirada general de la España republicana ante la España nacionalista, una huida ante una represión feroz e implacable, sistemática e inútil. En la España de los vencedores, cualquier comportamiento diferente puede llevar al paredón : ser ateo, tener amigos republicanos, ser maestro o profesor, etc.


foto de la playa de Argelès sur Mer en febrero de 1939 sacada de http://www.artehistoria.jcyl.es/histesp/obras/21156.htm

El gobierno francés ( Frente Popular de León Blum) se ve desbordado y en un primer momento no sabe cómo reaccionar. Pasarán semanas antes de que lleguen las primeras tiendas, la primera ayuda humanitaria. En condiciones que cuesta imaginar hoy, los españoles refugiados se organizan para no morir de hambre o de frío, vigilados por los militares franceses. Muy lentamente la situación irá mejorando. Los hombres jóvenes españoles se ven proponer entrar en la Legión Extranjera. Luego, después de la derrota francesa de mayo de 1940, se acelera la incorporación de estos refugiados en la industria y agricultura francesa, para sustituir a los hombres prisioneros en Alemania.

Así, en muchos sectores de Francia, los vencidos de la Guerra Civil descubren una nueva vida y un nuevo país pero ocupado por el mismo enemigo que en España : el nazismo, el fascismo. Con mucha lógica, muchos españoles entran espontáneamente en la Resistencia o en las tropas regulares de la Francia Libre.

Los españoles de "la nueve". De entre los miles de republicanos españoles que combatieron con los aliados, sólo unos pocos protagonizarán uno de los episodios más emotivos de la contienda: la liberación de París. Serán varios cientos los que desde las colonias francesas del Norte de África acabarán formando parte de la 2ª División Blindada comandada por el legendario general Leclerc. Su 9ª compañía era conocida como "la nueve" por ser españoles la mayoría de sus miembros. Al frente de ella estaba el capitán Dronne, a quien Leclerc le asignó el mando porque además de hablar español, era capaz de imponer su autoridad a unos hombres que como él mismo señaló en su diario de marcha "inspiraban temor a cualquiera y nadie quería tomar su mando". (foto de republicanos españoles de la "nueve" sacada de http://www.euskonews.com/0301zbk/gaia30104es.html)

Esas mismas tropas que tuvieron su bautismo de fuego en el África colonial francesa se embarcaron en abril de 1944 rumbo a Inglaterra. Allí, tras un periodo de entrenamiento, participarán en junio en el desembarco de tropas aliadas en las playas de Normandía. El éxito del desembarco les permitió avanzar hacia el interior de Francia.

El primer blindado de la División Leclerc que llega al ayuntamiento de París lleva el nombre de Guadalajara y, detrás de él, otros nombres como Teruel, Ebro o Gernika. También que los primeros disparos de las fuerzas aliadas en París los hizo un español, Lozano, desde el tanque Ebro. Y que cuando el general De Gaulle acude a rendir homenaje a la tumba del soldado desconocido es escoltado, entre otros , por varios blindados de la compañía nueve de la Agrupación Billotte, formada por españoles republicanos. (Foto del teniente valenciano Amado Granell al volante durante la parada militar tras la liberación de París.)

En la calle de Rivolí, frente al número 285, al lado de la plaza de la Concorde, hay varias placas con los nombres de los republicanos españoles muertos por la liberación de Francia y de Europa. durante toda la II Guerra Mundial los republicanos españoles lucharon contra el nazismo en nombre de la justicia, la libertad, la fraternidad, pero ninguno de ellos pudo enarbolar nunca la bandera de su patria, y todos ellos, al terminar la guerra, se encontraron abandonados desamparados, olvidados. Esos olvidados eran Españoles republicanos.

La 9ª compañía destacó prominentemente en el desfile de la victoria a través de París con sus tanques prestos para el combate en el Arc de Triomphe. Continuaron su acción en Mosela y fueron los primeros en entrar en Estrasburgo, apoyados por la infantería americana. Su campaña terminó en Alemania en Berchtesgaden, el 'nido de águila' de Hitler. Habiendo luchado en las calles de Barcelona, a través de los campos de batalla de España, de África del norte y de Francia se alzaron victoriosos en el último refugio del nazismo. En la película Soldado de Salamina, de David Trueba; con Ariadna Gil y Joan Dalmau, el personaje de Miralles recuerda a estos españoles republicanos que combatieron por todos los campos de batalla de España, Africa, Italia, Francia y Alemania de 1936 a 1945.

Los españoles resistentes, "maquis" o "guerrilleros .Para un componente importante del movimiento de la resistencia, la lucha armada contra el fascismo había comenzado no el 18 de junio de 1940 sino el 17 de julio de 1936. Es un hecho poco sabido que más de 60.000 exiliados españoles lucharon junto a la resistencia francesa, además de otros millares que desempeñaron servicios en las fuerzas regulares del ejército libre francés.

Como señaló Charles Tillon, dirigente de la Resistencia que posteriormente fue ministro del general De Gaulle, "más de 4.000 españoles estaban en la Resistencia en París". Muchos de ellos se encontraban participando en tareas de sabotaje en fábricas y en medios de transporte o interceptando un buen número de camiones que salían de la factoría fábrica de coches Panhard, lugar en el que los alemanes almacenaban los explosivos.

La presencia de este enorme cuerpo de exiliados, muchos de ellos endurecidos combatientes anti-fascistas, no puede ser subestimada. " La resistencia era el estado natural de los exiliados españoles en Francia. Para ellos el dilema francés sobre la lealtad a Petain era inexistente... ". Continuaban una guerra que había comenzado detrás de las barricadas en Barcelona, habían combatido ya a tropas alemanas e italianas en su propio país, y ahora debían hacer lo mismo en Francia.

(foto de guerrilleros españoles sacada de http://www.portaldelexilio.org/VideosWeb/LosEspanolesenlaResistencia.asp)

Como Serge Ravanel de la resistencia francesa en el área de Toulouse reconoció: " durante la Guerra de España nuestros camaradas habían adquirido el conocimiento que nosotros no poseíamos; sabían hacer bombas; sabían montar emboscadas; tenían un conocimiento profundo de la técnica de la guerra de guerrillas ". Además de esta maestría se decía de los españoles que su valor era sin igual en combate y que no era cuestión hablar de traición o de deserción.
Los españoles, sobre todo activos en el sur y suroeste, se organizaban a sí mismos, aunque algunos individuos lucharon en unidades francesas. Las formaciones españolas fueron reconocidas como parte independiente pero integrante de la resistencia francesa dentro del C.N.R.

El momento crítico de la extensión de la resistencia vino en 1943 con una afluencia de nuevos reclutas que huían de los trabajos forzados. En junio de 1942 se publicó un decreto que requería trabajadores franceses para las fábricas alemanas. Esto fue ampliado en febrero de 1943 con la creación del Service du Travail Obligatoire (S.T.O.) para cubrir las demandas siempre crecientes exigidas por el ministerio de trabajo alemán. El S.T.O. fue resistido a todos los niveles y se convirtió en el ingrediente vital en la formación de grupos armados en el campo, los Maquis. Entre abril y diciembre de 1943, 150.000 trabajadores fueron liberados del S.T.O., y para junio de 1944 esta cifra se había inflado a más de 300.000.

(foto de guerrilleros españoles sacada de http://www.portaldelexilio.org/VideosWeb/LosEspanolesenlaResistencia.asp)

Los españoles participaron en todos los tipos de acciones, pero habían advertido contra la creación de grupos grandes, para insurrecciones locales. Preferían como táctica viable pequeñas unidades móviles de 20-30 hombres - sabiendo bien desde la guerra contra Franco que tropas ligeramente armadas no podían entrar en la guerra convencional sin ayuda de la armas pesadas, artillería y apoyo aéreo.

Mientras que las guerrillas eran menos numerosas en el norte, entre abril y septiembre de 1943 se registraron unos 500 ataques de la resistencia, 278 contra ferrocarriles y otras de infraestructuras, matando a 950 alemanes e hiriendo a 1.890. En Normandía y Bretaña, los españoles volaron transformadores eléctricos, una estación de ferrocarril, cambios de agujas y de parte de un campo de aviación. Los combatientes españoles de la resistencia en París asesinaron al General von Schaumberg, comandante del Grand Paris y al General von Ritter que era responsable del reclutamiento de los trabajos forzados.

La eficacia de la campaña del guerrilla iba a hacer comentar a Eisenhower que el esfuerzo de la resistencia sobre el Día D valía el de 15 divisiones regulares completas de un ejército.

En el departamento de L'Ariege el 14 Cuerpo Español de Guerrillas desempeñó un papel determinante en desahuciar a los alemanes. Entre el 6 de junio y agosto de 1944 atacaron los convoyes alemanes y liberaron varias aldeas antes de tomar Foix, el Cuartel General de los Nazis de la zona. Una fuerte columna alemana intentó un contraataque pero fue cogida en una emboscada. A pesar de su superioridad logística fue cogida bajo el fuego de una ametralladora y 1.200 soldados se entregaron. Un papel clave dominante fue desempeñado por un solitario resistente que mantuvo su puesto mientras barría a los alemanes. Un combatiente de la resistencia recuerda a este hombre, "..disparando como loco ", y agrega, como si fuera una explicación, "... pero él era un español, un guerillero ". Los observadores aliados comentaban que los españoles eran " guerrilleros únicos ".

Otros ejemplos de la contribución española incluyen al batallón anarquista Libertad que liberó Cahors y otras ciudades y la participación de 6.000 guerrilleros españoles en la liberación de Toulouse. Un notable choque ocurrió cuando los alemanes intentaban retirarse del área de Gard, siguiendo la caída de Marsella. Un grupo de 32 españoles y de 4 franceses abordó una columna alemana (que consiste en 1.300 hombres con 60 camiones, 6 tanques y 2 cañones autopropulsados), en la Madeiline, de agosto el 22 de 1944. El Maquis voló los puentes del camino y se colocaron estrategicamente en las colinas circundantes con ametralladoras. La batalla duró desde las 3.00 de la tarde hasta el mediodía del día siguiente. 3 Maquis fueron heridos, 110 alemanes muertos, 200 heridos y el resto entregado. ¡El comandante alemán se suicidó!

En Rennes, Bretaña, oeste de Francia , el 8 de junio de 1944, 32 resistentes de los cuales 9 españoles fueron ejecutados por los nazis. Hoy existe un "Square Pedro Flores" y un monumento que nos recuerda el sacrificio de estos "extranjeros", muertos para que Francia fuera libre. (consultar)


(consultar)

Concluiré este largo apartado hablando de la desesperación de estos cientos de miles de españoles refugiados en Francia cuando comprendieron que los aliados no atacarían España para derrocar a Franco. El aliado de Hitler y Musolini interesaba a los Estados Unidos como "garantía anticomunista" en Europa en estos primeros meses de posguerra mundial ... y de guerra fría este-oeste.

Recordemos a estos combatientes : es lo único que podemos hacer hoy para atenuar un poco la injusticia histórica.

Documentos, datos y fotos recopilados y libremente asociados por Eugenio Besnard-Javaudin

páginas y documentos consultados
sobre el papel de los españoles en la resistencia francesa y la liberación del país
:

remonter.gif (496 octets) volver al principio