Está usted en la páginawww.besnard-javaudin.net > > DEscubrir > comprender > Paraguay Eugenio Besnard-Javaudin, profesor de español, CPGE, Rennes, lycée Chateaubriand

Fromage1.jpg (5214 octets) Inicio Estudiar Fromage1.jpg (5214 octets) Hablar Fromage1.jpg (5214 octets) Descubrir Fromage1.jpg (5214 octets) Visitar Fromage1.jpg (5214 octets) Informar Fromage1.jpg (5214 octets) Comer Fromage1.jpg (5214 octets) Enseñar

Paraguay
actualizado el 18.09.2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

la "destitución" del presidente Lugo (junio de 2012)

En abril de 2008, Fernando Lugo, obispo muy popular("el obispo de los pobres"), renuncia a su carrera eclesiástica y a los 54 años se presenta como candidato único de la oposición al partido Colorado. Líder de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), coalición de nueve partidos, formación creada ocho meses antes de las elecciones, derrotó al partido Colorado, conservador, en el poder desde 1947. Su programa pretendía construir un nuevo país, aumentar su riqueza a través de la exportación de energía eléctrica y frenar la cruel desigualdad social y la corrupción. También quería reformar la Constitución para garantizar la independencia de la justicia.

En junio de 2012, el senado de Paraguay destituyó al presidente Lugo en un juicio político. La decisión fue aprobada con 39 votos a favor, cuatro en contra y dos ausencias. El pretexto fue una matanza de 9 campesinos y de 7 policías el 15 de junio de 2012, cuando las fuerzas del orden intentaban liberar una explotación agrícola ocupada por campesinos "sin tierra". Cabe señalar que la finca (el latifundio) de unas 2.000 hectáreas, pertenecía al empresario Blas N. Riquelme, de 83 años, vinculado al partido conservador Colorado.

El presidente condenó los hechos y destituyó al ministro de Interior y al jefe de la policía, pero perdió el apoyo de uno de los partidos de su coalición (partido de derechas, conservador) que inmediatamente se unió al partido Colorado para destituir a su ex candidato, según un proceso previsto por la constitución paraguaya. Tras años durante los cuales se acumularon los escándalos en torno a las paternidades de Fernando Lugo, supuestos casos de corrupción y muchos reproches por "inoperancia", la matanza del 15 de junio significó la condena de Lugo como presidente. Sus simpatías hacia los más pobres y el movimiento de los "Sin tierra" le costaron muy caro en dicho caso, y se le acusó haber favorecido las ocupaciones ilegales e incluso de haber permitido a auténticas mafias, so pretexto de movimiento social, que tomaran el control de grandes superficies de tierra.

Un nuevo presidente, Federico Franco, anterior vicepresidente, fue designado por el senado para asumir la presidencia hasta las elecciones presidenciales de 2013. (Leer artículo de El País)

Inmediatamente, muchos países latinoamericanos condenaron dicha destitución y hablaron de "golpe de estado". Argentina, Ecuador y Venezuela retiraron a sus embajadores mientras que México, Brasil, Perú, Uruguay, Colombia y Chile llamaron a consulta a los suyos. Los países que forman Mercosur resolvieron suspender el derecho de Paraguay a asistir a la cumbre del MERCOSUR de final de junio, pero invitaron al presidente destituido para debatir de las posibles sanciones comerciales o diplomáticos que pudieran adoptar los países latinoamericanos contra Paraguay

El nuevo presidente Franco ha reiterado su intención de mantenerse en el sillón presidencial hasta que el candidato que salga elegido en los comicios del 21 de abril de 2013 jure el cargo en agosto del mismo año. Todas las encuestas vaticinan que el próximo presidente será alguien del Partido Colorado. La mejor opción de alcanzar la presidencia que tenía este médico de 49 años, miembro del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), era aliarse con sus eternos rivales colorados y destituir a Lugo. A partir de ahora y si no cede ante la presión internacional, Franco será presidente de Paraguay durante 14 meses.

TVE 23 de junio de 2012 (reportaje 1)
TVE 23 de junio de 2012 (reportaje 2)
 

Después de la tentativa de derrocar a Hugo Chávez en 2002, la "expulsión" del presidente Zelaya en Honduras en 2009 y la intentona golpista en Ecuador en 2010, es la cuarta vez en una década que el orden constitucional resulta quebrado en América Latina.

remonter.gif (496 octets) volver

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos datos geográficos sobre el país

 

Superficie 406 800 km2
Habitantes 6 400 000 (2011) paraguayos
Mestizos : 90 % Negros : 0 %
Blancos : 8% Indígenas :2 %
Idiomas oficiales Español y guaraní
Clima
  • clima semi tropical.
Densidad 19,5 (2010)
Tasa de fecundidad (hijos/mujer) 3,6 (2011)
Esperanza de vida 75 años (2011)
Capital Asunción
Principales ciudades
( con el número de habitantes )
  • Asunción :2 500 000 (2012)
  • Ciudad del Este : 800 000
  • Encarnación : 94 500
Tasa de alfabetización 94,6 % (2011)
P.I.B.
  • 35.262 millones de dólares (2012)
  • PIB per cápita USD 5.294
IDH rango mundial 107 (2011)
recursos principales soja, carne, hidroelectricidad

comparar Nicaragua con Francia, España y los demás países de América Latina.

remonter.gif (496 octets) volver

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Situación de Paraguay

         

Mapa sacado de http://www.ppn.com.py/html/servicios/futuro/educacion/py.htm

 
                                                           

remonter.gif (496 octets) volver

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Breve historia de Paraguay

datos sacados de Wikipedia y de Historia de Paraguay

En 1515, el español Díaz de Solís , seguido en 1525 por el portugués Diego García, descubrió la región poblada por grupos indígenas conocidos colectivamente bajo el nombre de Guaraníes.

Unos años más tarde, el navegante italiano Sebastián Gaboto, entonces al servicio de España, exploró en parte los principales cursos de agua del país.

En 1537, aventureros españoles en busca de oro establecieron un fuerte, llamado Nuestra Señora de la Asunción, sobre el río Paraguay; éste fue el origen de la ciudad de Asunción.

A fines del siglo XVI, los jesuitas trabajaron en el establecimiento de un gran número de misiones llamadas reducciones, habitadas por indios convertidos por los misioneros y constituyendo pequeñas comunidades independientes en el plano económico y político, preservando la identidad cultural de los guaraníes. Provistos de una libertad casi total respecto a las autoridades civiles y eclesiásticas locales, los jesuitas llegaron a ser entonces el poder más importante de la colonia.

En 1750, por el Tratado de Madrid, el rey Fernando VI de España cedió siete reducciones del Paraguay a Portugal, a cambio de la colonia de Sacramento (el actual Uruguay); los jesuitas decidieron entonces apoyar a los guaraníes en su revuelta contra esta transferencia. Y en 1767, los misioneros fueron expulsados del país. (Ver la película La Misión, que permite comprender en qué consistían las reducciones y los intereses políticos y económicos que representaban)

En 1776, España creó el virreinato del Río de La Plata, que comprendía la Argentina, el Paraguay, el Uruguay y la Bolivia actuales.

Siguiendo el ejemplo de Argentina, Paraguay proclamó a su vez su independencia, el 14 de mayo de 1811, ratificada por el Congreso dos años más tarde. El país conoció entonces una sucesión de regímenes.

Caben recalcar las presidencias de Carlos Antonio López (de 1844 a 1862) y de su hijo Francisco Solano López, (de 1862 a 1870) que impulsaron Paraguay a la modernidad, extendiendo las vías férreas y el telégrafo, fundando escuelas, oficinas públicas, hospitales, hornos de fundición, etc. ... . Tras los años de gobierno de Carlos Antonio López, Paraguay era en ese entonces comparable a cualquier potencia mundial de la época. Contaba con una gran arquitectura, el país era sumamente moderno y tecnológico. Hasta el niño más pobre sabía leer y escribir castellano y sobre todo se valoraba el guaraní como idioma nacional.

En 1865, se produjo una guerra contra Argentina, Brasil y Uruguay: fue la guerra del Paraguay o guerra de la Triple Alianza (1865-1870), que provocó la ruina del país, diezmó la población masculina (murieron 5 de cada 6 habitantes de Paraguay, sólo quedaban vivos menos de 30 000 hombres) y originó su ocupación por el ejército brasileño hasta 1876. Por otra parte, Paraguay debió ceder la región de Misiones y el territorio situado al norte del río Apa a Brasil, así como una parte del Chaco a Argentina. De hecho fue el Imperio Británico quien propició, incitó y financió la destrucción del próspero país por interés económico de sus compañías y sociedades instaladas en América del Sur.

Guerra de la Triple Alianza (1864 - 1870) 

  • Brasil,  Uruguay y Argentina contra Paraguay por motivos territoriales y fronterizos.

  • derrota de Paraguay, desastre demográfico: el país perdió entre el 50 % y el 85 % de su población (según los historiadores) y quizá más del 90 % de su población masculina adulta.

  • Lenta recuperación demográfica, a base de inmigración europea, concubinato y poligamia "de facto".

  • Población de 1914 más o menos equivalente a la de 1864.

A partir de 1912, se sucedieron períodos de estabilidad política y de revueltas. La frontera con Bolivia, en la región del Chaco, engendró numerosos conflictos, en particular a causa de la presencia de petróleo. Así, en 1928, la guerra del Chaco estalló, seguida de la invasión de la región por Bolivia. Después del armisticio de 1935, Paraguay recibió alrededor de tres cuartos de la región disputada, por el Tratado de 1938. Desde entonces, el gobierno paraguayo se orientó hacia profundas reformas económicas y sociales.

Desde 1940, el país vivió una nueva alternancia entre los liberales (colorados) y los conservadores (azules), a través de regímenes dictatoriales y juntas militares. El poder pasó sucesivamente a manos del general Higinio Moríñigo, de 1940 a 1948, de Federico Chaves, de 1949 a 1954 y del general Alfredo Stroessner, sostenido por el Partido Colorado, de 1954 a 1988.

En los años '70 y a comienzos de los '80, Paraguay vivió un período marcado por la crisis económica y el aumento del desempleo. Stroessner fue separado del poder con un golpe de estado, en febrero de 1989, dirigido por el general Andrés Rodríguez, apoyado por el partido Colorado. Su gobierno orientó su política hacia numerosas reformas, tanto en el dominio económico, por el lado de las privatizaciones, como en el político, orientando al país hacia una democratización (ratificación de la nueva Constitución en 1992). En política exterior, Paraguay adhirió al Tratado del Mercosur en marzo de 1992.

En mayo de 1993, Juan Carlos Wasmosy del partido Colorado accedió a la presidencia con la mayoría de los votos; fue el primer presidente elegido democráticamente.

En abril de 2008, Fernando Lugo, obispo muy popular("el obispo de los pobres"), renuncia a su carrera eclesiástica y a los 54 años se presenta como candidato único de la oposición al partido Colorado. Líder de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), coalición de nueve partidos, formación creada ocho meses antes de las elecciones, derrotó al partido Colorado, conservador, en el poder desde 1947.

Su programa pretendía construir un nuevo país, aumentar su riqueza a través de la exportación de energía eléctrica y frenar la cruel desigualdad social y la corrupción. También quería reformar la Constitución para garantizar la independencia de la justicia.

En junio de 2012, el senado de Paraguay destituyó al presidente Lugo en un juicio político. La decisión fue aprobada con 39 votos a favor, cuatro en contra y dos ausencias. El pretexto fue una matanza de 9 campesinos y de 7 policías el 15 de junio de 2012, cuando las fuerzas del orden intentaban liberar una explotación agrícola ocupada por campesinos "sin tierra". El presidente condenó los hechos y destituyó al ministro de Interior y al jefe de la policía, pero perdió el apoyo de uno de los partidos de su coalición que inmediatamente se unió al partido Colorado para destituir a su ex candidato, según un proceso previsto por la constitución paraguaya. Un nuevo presidente, Federico Franco, fue designado por el senado para asumir la presidencia hasta las elecciones presidenciales de 2013. (Leer artículo de El País)

remonter.gif (496 octets) volver